El barrio te necesita: la importancia de consumir local

Las últimas semanas hemos tenido que dar un «hasta luego» a nuestras actividades cotidianas no esenciales, las cuales nos daban un respiro de las obligaciones diarias y rutinas exhaustivas. Si esas actividades incluían consumo, no somos los únicos afectados. Los proveedores y dueños de negocios locales están pasándola muy mal por nuestra ausencia.

 

Habrá negocios que podrán prosperar, ¿pero ese café de reciente apertura al que acudías religiosamente?, ¿el mercado con las frutas y verduras más frescas que encontrabas?, ¿la fonda a la que ibas antes de hacer home office?, ¿la cena grasosa a la que acudías para tratar de disminuir los efectos del alcohol?, ¿el restaurante al que ibas a desayunar al día siguiente para calmar la cruda? Todos ellos y un largo etcétera no la están pasando nada bien.

La buena noticia es que tenemos los medios para apoyar a esos negocios que son espacios amenos para nuestros días, para que, una vez que pase la contingencia, puedan seguir estando ahí.

  1. Respalda a tu barrio. Los locales que más frecuentamos son los que están cerca de nuestras rutas habituales, busca sus opciones de entrega a domicilio. Son los que te han visto en las buenas y en las malas, ahora te toca.
  2. Tu likenunca fue tan valioso. Ahora el mayor contacto que tienes con los establecimientos es a través de las redes; si te gusta particularmente un lugar, síguelos en redes y comparte sus opciones de menú y entrega para que más personas lo conozcan. Muchos lugares están ofreciendo promociones y alternativas para sobrellevar mejor la situación, así que es un ganar-ganar.
  3. Sé la solución, no el problema.No todos los negocios pueden ofrecer a domicilio, sobre todo si se trata de alguien que está empezando su negocio o tiene un giro muy específico. Si está en tu poder pasar por los alimentos y que te los entreguen en el automóvil, aprovecha esa oportunidad. Si además puedes llevar tus recipientes y generar menos basura, te empezamos a poner un altarcito.
  4. Deja propina.A pesar de que te vaya a tocar lavar los platos al comer en casa, recuerda que hay aún personas que trabajan por propinas y que se verán muy afectados, si está en tu poder dejar una propina, tómalas en cuenta.

Es muy importante cuidar de ti y de los tuyos, pero no olvides que el distanciamiento social no debe significar separarnos como comunidad, sino por el contrario: apoyarnos unos a otros y mostrar que, ante el miedo, se impone la solidaridad.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diecinueve =