Películas donde la comida es protagonista

Durante estos días, la decisión responsable es la de quedarse en casa, y ante ello, muchas personas están pasando momentos frente a sus pantallas. Nos gustan tanto las películas como la comida, así que dejamos opciones donde las historias se contaron posicionando a la comida como uno de los personajes principales.

Quizás para siempre.

Ali Wong es coguionista y coproductora de esta película lanzada en 2019. Con el humor que la caracteriza, Wong también da vida a Sasha, una exitosa chef que se reencuentra con su identidad cuando regresa a San Francisco, su lugar de origen, para abrir un restaurante y vuelve a convivir con Marcus, su amigo de la adolescencia con quien tiene una innegable química. La comida en muchos momentos de la película funciona como el símbolo de las relaciones que Sasha mantiene con sus allegados, su entorno y ella misma, es un signo de identidad y apego. Si te quedas con ganas de comedias románticas donde la cocina protagoniza, otra opción es Sin reservas, de 2007, protagonizada por Catherine Zeta-Jones y Aaron Eckhart.

Julie & Julia.

Julie (Amy Adams), decide escribir en su blog sobre un reto autoimpuesto: recrear todos los días durante un año cada una de las recetas de Julia Child (Meryl Streep), la chef estadounidense que introdujo la cocina francesa en Estados Unidos, contenidas en su libro Mastering the Art of French Cooking. Las historias de ambos personajes se entrelazan en esta película y, además de lo evidente, tienen un punto en común: la cocina es capaz de sanar y alegrar.

Ratatouille.

Esta película de animación de Pixar cuenta la historia de Remy, una rata que tiene la aspiración de ser chef a partir de su admiración por el chef Auguste Gusteau, quien además de todo fue reconocido por difundir sus conocimientos culinarios bajo el lema de que «cualquiera puede cocinar». Esta película no sólo resulta muy conmovedora, sino que además nos recuerda los lazos emocionales que formamos con y a través de la cocina. Otra opción animada donde la película y los lazos personales van de la mano es La princesa y el sapo, que vale la pena ver por su historia, su música y la entrega que su protagonista, Tiana, muestra hacia la cocina.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + cinco =